Nos encontramos ante una situación inédita para el mundo, para el país y específicamente para el sector de franquicias dónde vengo involucrados hace 15 años como Director Expansion Franquicia Latinoamérica; un modelo que tiene como principal objetivo expandir mercados; pareciera que, por consecuencia de esta pandemia mundial, por primera vez el sector franquicias se direcciona hacia la contracción; por no decir que se encuentra estancado por las cuarentenas impuestas por los gobiernos para frenar la expansión de la enfermedad.

La mayoría de las empresas franquiciadoras que dependen del accionar de emprendedores autónomos que son sus franquiciados; donde la simbiosis de ambos genera una sinergia perfecta para sostenerse en el mercado ha colapsado; por que han tenido que cerrar sus negocios de forma repentina y necesaria para enfrentar al COVID19 ya por más de 25 días. Todas las negocios han tenido que cerrar; salvo las marcas vinculadas al ofrecimiento de alimentos de primera necesidad, panaderías, supermercados, pequeños markets , tiendas de conveniencia y medicamentos muchos de ellos operando de manera parcial con modalidad delivery.

Un sector dinámico emprendedor que venía creciendo a galope firme con un ritmo anual de 20% en los últimos 6 años; facturando más de US$1,500 millones anuales con más de 2,800 locales comerciales y generando más de 30,000 puestos de trabajo; ha tenido que bajar el telón por primera vez para darle frente a mitigar la enfermedad que amenaza a la humanidad; con la esperanza de que en un periodo no tan largo todo vuelva a normalizarse .

Con el 65% el sector gastronómico venia liderando el sector de las franquicias en el país  ; sin embargo se estima que el 30% de restaurantes se encuentran en riesgos de cerrar por el aislamiento social; muchos de estos negocios son franquicias gastronómicas ; por lo cual la beta del sector se vería duramente impactada.

Sin embargo, esto ocasionara un gran golpe y freno al sector de franquicias; sabiendo que los pronósticos apuntan  a que el PBI del Peru decrecerá en -3 % este 2020;  por lo que se espera que a fines de este año el sector de franquicias solo crezca 5% ; apoyándose de un plan de reactivación emprendedor inmediato dinamizando a las Microfranquicias o Franquicias Low Cost con el apoyo del Fondo de Apoyo Empresarial a las Pymes que ha lanzado el gobierno,  financiando la adquisición de franquicias a nuevos emprendedores.

Bajo esta coyuntural de parálisis empresarial para el sector de franquicias es importante ir aprovechando el tiempo; en ir preparando nuevos planes estratégicos de expansión y todos los preparativos para cuando el panorama se vaya normalizando que se estima será en 2 meses; sabiendo que serán planes para subsistir en un nuevo escenario de mucha incertidumbre y calamidad económica.

Sin embargo, como en toda crisis surgirán nuevas oportunidades como la migración de procesos comerciales al mundo digital para el servicio via delivery y teletrabajo; habrá menos competencia ya que todos serán golpeados por igual y será el momento de saber tomar decisiones y asumir riesgos para la continuidad de nuestras franquicias, de nuestras marcas, nuestro capital humano y nuestros queridos clientes para demostrar nuestra competitividad en el mercado a prueba de fuego.

Es un momento que el tiempo nos permite ser proactivos y realizar ajustes a nuestro modelo de negocio de franquicia, digitalizar procesos, reestructurar y virtualizar manuales, estandarizar actividades entre muchas aristas del negocio para poder innovar y ser disruptivos para una nueva forma de hacer negocios que nos espera luego de finalizar las cuarentenas.

Desde Expansión Franquicia nos comprometemos a apoyar a las diversas franquicias locales e internacionales de distintos sectores a poder adaptarse y diseñar sus nuevos planes estratégicos de reactivación empresarial para este nuevo panorama empresarial post cuarentena; el cual se vera impactado por la recuperación lenta y paulatina del consumo, la permanencia de restricción de distanciamiento entre personas; el impacto económico de los bolsillos de todas las personas en todos los estratos socioeconómicos.

Por otro lado, surgirán nuevas franquicias adecuadas a los nuevos escenarios gestadas por nuevos actores emprendedores e inversores que aprovechen las ventajas digitales; asimismo muchos desempleados de otros sectores podrán ser reclutados a menor costo en el sector de franquicias.

Lamentablemente habrá muchos casos de franquicias que no podrán sobrellevar el impacto económico y tendrán que cerrar y asumir la bancarrota por falta de liquidez y espalda financiera. En este contexto empresas que resulten más robustas financieramente hablando; podrán adquirir o fusionarse con las empresas más débiles.

En el Peru; es un momento histórico también para que sigamos sumando el número de franquicias peruanas; con la generación de nuevos negocios gestados por nuevos emprendedores peruanos incentivando a consumir Made in Peru; sabiendo que las franquicias globales estarán encadenadas logísticamente hablando por las diversas restricciones sanitarias en sus países de origen.

Es momento de expandir la esperanza y fe de un futuro mejor para el sector de franquicias; estandaricemos nuestro liderazgo cultivando una mente positiva e innovadora ante los nuevos escenarios que se nos avecinan.

Guillermo Quintana

Director Expansión Franquicia ¨ Esperanza que se expande¨

Celular: 968680849

Correo: gquintana@expansionfranquicia.com